lunes, 18 de febrero de 2013

Pelis que molan: The Expendables 2

Hola, putos infraseres. Como veis, ayer no hubo post. Y no lo hubo porque nos pasamos el día instalándonos, limpiando todo esto de restos de pizzero, y colocando las pocas pertenencias que nos trajimos de nuestros cubiles. Y también porque no nos salió de los cojones. Y es que ahora que hemos recuperado esta redacción hemos venido dispuestos a poner nosotros las normas, y no permitir que un horrendo ser primigenio y tengaculado venido de otra dimensión gobierne nuestro ritmo de publicación. Al fin y al cabo sobran comerciales, vendedores del Círculo de Lectores y gorrones a domicilio que arrojar al interior de su acuario para satisfacer sus ansias de fagocitación.

Ahora que ya está todo un poco ordenado, por fin podemos sentarnos a hablar de alguno de los múltiples momentos frikis que nos hemos perdido a lo largo de nuestra ausencia. Hemos decidido reiniciar PcP con uno de los que a priori debería ser uno de los hitos frikis de 2012: la secuela de The Expendables, "The Expendables 2".


Cuando se anunció que en esta ocasión, además de todos los personajes de la primera película contaríamos con la presencia de Jean Claude Van Damme y de Chuck Norris, todos nos rendimos al sagrado Onán. Pero... ¿y el resultado final?

Dejémoslo claro: la película es muy similar a la primera, sólo que ahora Dolph Lungdren forma parte de "The Expendables", está llena de frases lapidarias y se oyen más disparos que sílabas, pero la verdad es que la "trama" en general es bastante peor, las escenas de acción son, con excepción de las que transcurren durante el último cuarto de hora, más cutres, y algunos de los nuevos personajes son sencillamente vomitivos. Llegado este punto debemos hacer mención a "Billy", el nuevo miembro del grupo, un francotirador jovencillo con aire de guaperillas al que desearéis ver muerto en cuanto lo conozcáis. Es el protagonista de uno de los diálogos más largos de la película, un diálogo que podría encontrar un lugar entre los cinco más lamentables del cine, entre el de Al Pacino fingiendo que sabe hablar español en "Pactar con el diablo" y el de Al Pacino fingiendo que sabe hablar español en "Scarface".


"Te partíamos la cara"

¿El argumento? Pues en esta ocasión, después de una pequeña intro en la que, como mandan los cánones, se nos muestra lo que el grupo es capaz de hacer, el señor Church (Bruce Willis) obliga al comando de Barney Ross a realizar una misión gratuita para compensarle por la cagada de la primera parte (una cagada que no acabamos de recordar): recuperar un objeto no identificado que se encuentra en el interior de la caja fuerte de un avión siniestrado en una región ficticia de Europa del Este. Les encarga también que lleven consigo a una asiática llamada Maggie (ya sabéis, os buscáis "Nan Yu" en imágenes de google y ya está) que está medio buena pero que tampoco es que esté para hacer pelipos (al contrario de lo que sucede con Charisma Carpenter, que vuelve a aparecer unos treinta segundos). Allí son interceptados por otra una banda de mercenarios sin escrúpulos liderados por Jean Claude Van Damme.


Pero claro, a lo largo de sus ciento dos minutos de metraje nos encontramos con tres momentos memorables:

1. La primera aparición de Chuck Norris y el subsiguiente homenaje a los "Chuck Norris facts".



2. El diálogo protagonizado por Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger escondidos detrás de un mostrador.



3. La masacre perpetrada, una vez más, por Bruce Willis y Arnold Schwarzenegger a bordo de un Smart. Los tíos se ponen más cabrones que Budd Spencer y Terence Hill en "Y si no, nos enfadamos".



Los protagonistas de la primera parte poco tienen que decir en esta cinta, y los grandes momentos, como veis, son protagonizados por los nuevos personajes que, como ellos mismos dicen, deberían estar a estas alturas en un museo, en un museo guay, claro. Nos ha llamado bastante la atención lo jodidamente mal que está el pobre Jean Claude Van Damme, que entre tanta operación y tanto botox está hecho un asco el condenso... preferimos recordarlo en su última gran película, JCVD.

Os dejamos con el trailer.


"Feliz día del culo"

Y ahora nos vamos, pero antes, y con el único fin de alegrarle el Big Culo Day 2013 a Jotacé, le dejamos con un trasero que viene al caso con el post de hoy, el de Charisma Carpenter, que como hemos dicho, se deja ver por la pantalla durante unos treinta segundos... ¡pero qué segundos!


Hasta otra, frikis.

6 comentarios:

Maine. dijo...

Eh! Mola! Y no nos dan bocata de milagro! Por cierto, exijo que elijamos a miss PCP 2012 como si nada hubiera pasado. De hecho, podría repetir Mila Kunis si por mi fuera. Y si estuviera en posición de exigir.

Roger dijo...

Apoyo la moción... ¡pero con violencia! Un festival de tetas y culos es lo que todo blog necesita para salir adelante, y el certamen de Miss PcP 2012 encaja a la perfección.

A todo esto, Charisma Carpenter es un buyate buyatísimo eh.

La Diosa de las Nenas Duras dijo...

¿2012 sin musa del onanismo? Situación insostenible. U os aguantais como yo que llevo siglos sin un Mr. PcP

Shilmulo dijo...

Los Mercenarios 2 fue el mayor Peliculón de 2012.

Maeglin dijo...

Pues yo pido un Mister PcP...por si cuela...

Wizzard dijo...

Queremos Miss Pcp 2012 :D